El Generalife era la residencia de verano de los reyes nazaríes de Granada.

Era también un palacio, una hermosa finca de recreo independiente de la Alhambra, utilizada por los reyes como lugar de retiro y descanso, alejados de las preocupaciones de la corte.

Los Jardines del Generalife de la Alhambra

Los Jardines del Generalife de la Alhambra

Desde este lugar, el contacto con la naturaleza es sublime y dispone de unas vistas muy cercanas a la fantasía.

Parece que la construcción es atribuida a la época de Ismail I (1314-1325), quinto soberano de la dinastía nazarí.

El Cerro del Sol

El Generalife se localiza en el Cerro del Sol y su área entonces debió ser mucho mayor que la actual. Se extendía hacia las montañas vecinas, casi hasta lo que hoy es el Llano de lo Perdiz, y estaba reguardado por el castillo más alto de la Granada musulmana, el Castillo de Santa Elena, más conocido hoy en día como la Silla del Moro (visitable los fines de semana).

Fue ideado para cumplir varias funciones: recreo, agricultura y horticultura, ganadería y hasta coto de caza. Estaba perfectamente cerrado e independiente de la Alhambra, con su propio cuerpo de guardia.

Al ser pensado sobre todo como retiro y solaz de los Reyes de Granada, procuraron dotarlo de toda clase de delicias y comodidades.

Ya en el siglo XIX fue acrecentado con jardines no menos bellos que los antiguos. Es una de las zonas que más transformaciones ha sufrido respecto a lo que fue originariamente en la época del reinado de los Reyes Nazaritas.

El Generalife y Sierra Nevada detrás arriba

El Generalife y Sierra Nevada detrás arriba

El Jardín del Arquitecto

Su nombre procede de las palabras árabes “Yannat-al-arif”, que significa “Jardín del arquitecto”, nombre que se le dio en memoria del gran visir Abd Allah III, el cual fue el que llegó a trazar los planos y ubicación del mismo.

El recinto llegó a ser propiedad particular por cesión de los mismísimos Reyes Católicos al comendador Gil Vázquez Rengifo, nombrado alcaide del Generalife, con independencia de la Alhambra.

El último propietario particular fue el Marqués de Campotéjar, y en el año 1925 pasó a ser propiedad estatal, integrándose al fin en el Patronato de la Alhambra y el Generalife.

Accesos al Generalife:

  • Por la entrada principal que está junto a las taquillas.
  • Desde el control que hay junto al Parador de San Francisco a través del camino del secano.
  • O recorriendo el camino que transcurre entre el Partal y las Torres, al final del mismo.

Partes del Generalife:

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…